Con motivo de mi nombramiento como académico correspondiente de la Academia de bellas artes del Instituto de Chile, junto a colegas y amigos, en mi casa